Menu

Agenda

BANNER AZUL

Ficciones

La_Compañía exlímite

Laboratorio de investigación y creación sobre la verdad, la mentira, la realidad y la ficción
1ª linea - Horizonte de Sucesos
Febrero 2023

50 horas

Integrantes:

Javier Ballesteros
Ángela Boix
Leticia Etala
Beatriz Jaén
Belén de Santiago
Fernando Delgado- Hierro

Dirección laboratorio: Juan Ceacero
Ayudantes: Majo Moreno y María Martínez Rivas

DESCRIPCIÓN | SINOPSIS

Vivimos envueltos en relatos, medias verdades, versiones tergiversadas de la realidad, de ahí la dificultad para desentrañar la verdad de la ficción y la tendencia a construir nuestras propias ficciones. El teatro es una de ellas.

El escenario es como un acelerador de partículas. Es el espacio donde emerge, la ficción, pero al mismo tiempo siempre es una nueva oportunidad para preguntarse de qué está hecha, cuál es su sentido y naturaleza y, en última instancia, para qué la necesitamos. Crear una obra es volver a hacerse la pregunta acerca de por qué contamos historias mientras construimos una.

La obra: una compañía inmersa en el proceso de creación de una obra imposible; un espacio donde desfilan personajes e historias alucinadas, surreales, imposibles; un laberinto de dimensiones superpuestas, donde el espectáculo funciona como un dispositivo que atenta contra sí mismo y contra los propios intérpretes, sacándolos de quicio, forzando los códigos estilísticos y expresivos, en busca de una ruptura, jugando con los límites, los de la representación, los de la identidad, los del cuerpo del propio actor.

Ficciones parte de la máscara para tratar de revelar lo que hay tras los discursos que consumimos, los personajes que representamos y aquello en lo que decidimos creer. Es una reflexión sobre la naturaleza de la ficción, su dimensión existencial, y sobre cómo esto incide en la construcción de quienes somos y de aquello en lo que creemos, en un mundo donde las fronteras entre realidad, ficción, verdad y mentira se han diluido.

SOBRE EL LABORATORIO

¿De dónde nace esta necesidad de relato? Este contarnos infinitamente a nosotros mismos cambiándonos las caras, los nombres, las circunstancias. Un deseo de multitudes late en nuestro interior, y hasta en los tiempos de la híperrealidad que nos rodea y nos define, necesitamos escaparnos por un tiempo de nuestro perfil publicado. En ese gesto de ruptura, desde el yo a la autoficción y hasta la ficción, nace una identidad matrioska, modelada en capas, una pulsión de metamorfosis. Como dice Robert Walser en El paseo: “Yo ya no era yo. Y precisamente por eso era yo mismo otra vez”. Como seres mutantes nos entregamos al cambio en escena, buscamos las palabras y los gestos que puedan transformarnos y así revelar algo de esta necesidad. La ficción como cárcel, igual que el cuerpo, cuando está dictada desde lo convencional (lo que conviene a algunos), y la ficción como revelación del ser, igual que el cuerpo, cuando sus límites son tan inciertos y amplios como nuestras preguntas. De esa búsqueda surge este artefacto lúdico que llamamos Ficciones.

¿De dónde nace esta necesidad de relato? Este contarnos infinitamente a nosotros mismos cambiándonos las caras, los nombres, las circunstancias. Un deseo de multitudes late en nuestro interior, y hasta en los tiempos de la híperrealidad que nos rodea y nos define, necesitamos escaparnos por un tiempo de nuestro perfil publicado. En ese gesto de ruptura, desde el yo a la autoficción y hasta la ficción, nace una identidad matrioska, modelada en capas, una pulsión de metamorfosis. Como dice Robert Walser en El paseo: “Yo ya no era yo. Y precisamente por eso era yo mismo otra vez”. Como seres mutantes nos entregamos al cambio en escena, buscamos las palabras y los gestos que puedan transformarnos y así revelar algo de esta necesidad. La ficción como cárcel, igual que el cuerpo, cuando está dictada desde lo convencional (lo que conviene a algunos), y la ficción como revelación del ser, igual que el cuerpo, cuando sus límites son tan inciertos y amplios como nuestras preguntas. De esa búsqueda surge este artefacto lúdico que llamamos Ficciones.

Juan Ceacero Estudia Comunicación Audiovisual en la Universidad Complutense de Madrid, licenciado en Arte Dramático, por la RESAD. Completa su formación; con la SITI Company en Skidmore Collegue (EE:UU), Phillip Zarrilli, David Zinder, Sophia Hill, Paola Rizzi, Fernando Piernas, Ellen Lauren, Leon Ingulsrud, Akiko Azawa, Hernán Gené, Will Keen, Sol Garre, Michael Stubblefield, Jeremy James y Kameron Steele. En teatro, entre sus últimos trabajos como actor destacan “El pato salvaje” de H. Ibsen dirigido por Carlos Aladro, “Sueños y visiones de Rodrigo Rato” de Pablo Remón y Roberto Maiztegui dirigida por Raquel Alarcón, “La noche justo antes de los bosques” de B. M. Koltès dirigida por Fernando Renjifo, “Un cine arde y diez personas arden” de Pablo Gisbert y “Tiestes“ de Séneca, ambas de Grumelot. Es co-fundador de la Asociación Vértico, donde ha impartido entrenamientos de suzuki, viewpoints, kalari y Chéjov, co-director junto a Gérard Imbert del proyecto exlímite, espacio de investigación, formación, creación y colaboración teatral, con sede en Madrid. Como profesor ha trabajado en la escuela de actores Michael Chéjov, La Usina, TAI y Nave73, dirigida por Grumelot. Es productor y director de La_Compañía exlímite con la que ha realizado los espectáculo Los Remedios, Cluster, De la juventud y actualmente se encuentra en desarrollo de Ficciones, que se estrenará en mayo de 2024 dentro de la programación de los Teatros del Canal.
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram